Archivo del sitio

Casualidades, reflejos e interpretaciones

No creo en casualidades, me inclino por las interpretaciones que, como tal, son libres y pueden ser acertadas o no.  El foro “Más que mil Palabras“, organizado por el movimiento estudiantil en la UCV este 24 de abril, me dejó algunas de ellas.

El panel conformado por autoridades en materia fotográfica como Nelson Garrido, Roberto Mata y Vazco Szinetar, junto a jóvenes reporteros gráficos como Carlos Becerra, Isaac Paniza, Gregorio Marrero y Juan Hernández (Juancho), bajo la moderación de Gabriel Osorio, hizo converger investigación y praxis, reflexión y acción.

Los jóvenes fotógrafos relataron, con sinceridad y trasparencia, el trasfondo de muchas de las imágenes que nos han puesto en perspectiva las magnitudes de los sucesos que vivimos en Venezuela desde el 12 de febrero. Nos contaron cómo los chalecos antibalas y las máscaras antigás se han sumado a sus herramientas diarias de trabajo, quizá más necesarias que un teleobjetivo, un flash o un gran angular. Lee el resto de esta entrada

Anuncios

“Una foto es siempre invisible: no es a ella a quien vemos”

La terrible imagen del estudiante desnudo en los espacios de la UCV agitó súbitamente esta frase de Roland Barthes: “una foto es siempre invisible: no es a ella a quien vemos”, la repetí tratando de digerir lo indigerible, de entender aquello que, aun y afortunadamente, no podemos entender, aceptar ni tolerar.

Ciertamente, como ya muchos han dicho, esa imagen desnuda no a un estudiante, no a un venezolano, sino que deja al descubierto la peor faz del poder: arbitrario, déspota, indigno y cruel.

No se fotografió a un muchacho, sino a un país. Fragilidad, pudor, indefensión, vergüenza, humillación, desconcierto, encarnados en un joven que más que remitirnos a la metáfora del futuro y la esperanza, nos cincela las profundas grietas de un país, en el que se persigue a la juventud quizá por representar el brío y la valentía; se ataca a la Universidad tal vez porque en su esencia prevalece la búsqueda del conocimiento y el debate de ideas; se roba, maltrata, agrede al que piensa distinto, al que quiere informar, acaso por la desesperación de aquel que acorralado en su bunker grita exasperado en un último intento por imponer y controlar. Lee el resto de esta entrada