Archivo del sitio

#10oct Bitácora de un país fragmentado

Caracas, 10 de octubre de 2018

Hace algo de frío y mi día comienza con una foto que me envían por redes sociales. En ella el contraste evidente golpea mis emociones. A las afueras del Sebin, una mujer llora la muerte del concejal Fernando Albán. Un hombre la consuela. No me detengo en sus nombres o filiaciones, son, simplemente, personas que sufren ante una pérdida injusta, injustificable y atroz. Faltan calificativos cuando el desconcierto y la indignación abundan. En la misma toma y al fondo, un grupo de efectivos conversa, relajados y sonrientes. La bandera nacional se asoma por el lado derecho del encuadre, expuesta en el hombro de uno de los sujetos de mediana edad. Uniformados y armados, algunos con cascos y chalecos antibalas, parecieran pertenecer a otra imagen, a otro momento, a otra situación. Pero no. Es la misma foto, es un mismo país en el que los que sufren parecen vulnerables y desprotegidos y solo les queda consolarse entre sí. El señor de camisa blanca nos mira de frente involucrándonos en la escena, mientras sus anteojos, colocados sobre cabeza, miran vacíos hacia arriba como queriendo enfocar el cielo, como buscando la irrenunciable esperanza arrinconada en la cajita de Pandora que tercamente nos empeñamos en resguardar muchos venezolanos. La foto despierta preguntas. ¿Por qué ríen? Es quizás la inquietud más punzante. Lee el resto de esta entrada

Anuncios

Venezuela rica y gráfica

Distintos indicadores permiten describir y confrontar la situación de un país. Actividades económicas, demografía, escolaridad, desempleo, PIB… y una larga lista que pone frente a frente disciplinas científicas con realidades concretas.

Hoy podríamos acercarnos a la situación venezolana desde una óptica diferente. No se trata de hacer un censo, ni mucho menos un estudio de riesgo país, sino de escudriñar en nuestra cotidianidad y descifrar algunas señales que nos dibujan como nación.

Letreros, afiches, carteles, anuncios y otros materiales gráficos ilustran la Venezuela actual.

Lee el resto de esta entrada