Archivo del sitio

Remojando los recuerdos, empapando la esperanza

Y aunque los niños se bañen contigo,

y aunque las aves se mojen alegres,

y aunque la tierra succione tus gotas,

y aunque después todo luzca más verde…

Nos arrastra y arrasa, otra vez como en Vargas o El Limón, nos despoja de cuanto poseemos y nos empapa hasta el alma.

Insistimos en ir desabrigados, no solo porque desconfiamos de los desatinados pronósticos meteorológicos, sino también porque somos optimistas y sabemos que siempre llega la calma, aunque a veces tarda mucho.  Lee el resto de esta entrada

Anuncios